"L´escriptor es aquell a qui escriure li resulta més difícil que a la resta de persones". Thomas Mann.

"La terra de ma terra és pols del meu camí
que a mon dolor s’aferra i mai no fuig de mi." Bernat Artola.



dissabte, 6 d’octubre de 2012

EL PUTO CONSUMISMO


Fin de semana. Centro comercial. Vorágine compradora, vorágine compulsiva. De trapitos especificando. A la entrada de uno de los infiernos un gran maniquí admonitorio sin facciones en el rostro: aquí se anula la voluntad, sois todos iguales, os creéis originales mas todos hacéis lo mismo. 
Música infernal. Tocan, soban, manosean las prendas, una por una... me pongo la chaqueta, me pruebo el cinturón, no me hacen falta pero es una ocasión. En la procesión sagrada para el tributo final escucho horrorizado a una madre educando a sus hijas:
- Cógele algo a X. Si no le queda ya tenemos excusa para volver.    
Para volver al averno, digo yo. Una encargada diablesa se dirige a mi espantada persona:
- ¿ Desea algo ? ... ¿ Le puedo ayudar en alguna cosa ?
- A mi... a mi deixa´m en pau, -digo en mi monólogo interior- estic maquinant un microrrelat mental per distraure´m. Aturdido por el aburrimiento y por la incomprensión me reafirmo en mis caducos principios. Podéis y quizá debéis llamarme abuelo, soso, triste, tacaño, antiguo, poco original... en el orden que prefiráis, pero estuve en un infierno sensorial. Mi cuerpo estaba allí presente, mi alma luchaba por escapar. Siete tiendas, siete niveles infernales (o al menos purgatoriales), homenaje a Dante, La Divina Comedia, homenaje al puto consumismo.

Post-pago
En sueños me veo comprando prendas in aeternum, esclavo del puto consumismo y lo que es peor, devolviéndolas por los siglos de los siglos.

¡ NO AMÉN !


Nuestros ancestros prehistóricos creían en el más allá, cuidaban de sus enfermos, etc... y también consumían según este vestigio:

  
¿ Lo hacían en exceso víctimas del puto y prehistórico consumismo o simplemente para satisfacer sus necesidades (consumo) ?

Para no dejar cabos sueltos, no pretendo ser machista al elegir imagen y contar anécdota. Los Sapiens machos también pecan, por supuesto. 

10 comentaris:

  1. Juanjo ¿de compras con tu hija en el Berksha?, jajajajajajaja.

    ResponElimina
    Respostes
    1. el Berksha ese y seis infiernos más ! ja,ja, pero esto ya hace tiempo, ayer estuve en la Casa del Libro, me leí a Peridis y un cuento primigenio maravilloso de Gª Márquez.¡ No soporto esos antros de perdición !

      Elimina
  2. Desde las proximidades de Atapuerca te puedo confirmar que nuestros Antecessor adquirían sus alimentos en Elcampo y los más modernos en Cuevafour. Demostrado.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ja,ja, gracias por corroborar teorías, no hay nada como tener un corresponsal en Burgos, al ladito de "nuestra" estimada Atapuerca.

      Elimina
  3. jajaja ves de compras ves jajaja yo no entro nunca a las tiendas, siempre espero fuera jajajaja me hubiese gustado verte

    ResponElimina
    Respostes
    1. tú tienes NOLUNTAD de comprar, como yo.

      http://365palabras.blogspot.com.es/2012/10/noluntad.html

      Elimina
  4. Té vostè més raó que un sant, misser Hoangho. Per cert, ¿m'acompanyarà a La Salera un dia d'estos? És que m'he comprat uns pantalons de pell i ara resulta que em van estrets i els he de tornar, muuuuuuu...

    ResponElimina
    Respostes
    1. T´acompanye si vols però em quedaré a la Casa del Libro, ja ho saps. Es entrar a un dels inferns i començar a badallar de forma inexorable. No sabia era tan "coqueto"!

      Elimina